29. jun., 2018

Culminará el mes del orgullo LGBTIQ con la marcha en el casco antiguo

Después de una semana de foros académicos y actividades culturales, culminará la SEMANA DEL ORGULLO LGBTIQ+ 2018 en Panamá, con la GRAN MARCHA “SI HAY AMOR, HAY FAMILIA”.  Muchas personas se preguntan por qué celebrar el Orgullo de algún grupo humano, y la respuesta es difícil y sencilla a la vez.

Difícil porque, lamentablemente, en Panamá las lesbianas siguen siendo violadas para “corregirlas”, los hombres gays siguen ocultándose para poder mantener un empleo, las personas bisexuales siguen siendo etiquetadas de promiscuas, las personas trans siguen siendo vistas con desprecio en los espacios públicos y las personas intersexuales sometidas a intervenciones quirúrgicas sin su consentimiento.

La parte sencilla es que si todas las personas recibiéran  una EDUCACIÓN HUMANISTA, comprenderían que las letras que nos son comunes son la S y la H, de SERES HUMANOS.

 Celebrarán el orgullo, de que a pesar del estigma y la discriminación que siguen viviendo, trabajando, creando, aportando en todo sentido a las familias y al desarrollo de la Nación, que  de la cual forman parte también.

Este año levantarán sus frentes en alto y dirán basta a los discursos de odio religioso; y con amor, con el amor y la alegría que los caracteriza, inician una REVOLUCIÓN SOCIAL en el pequeño pero grande terruño panameño.

Este sábado 30 de junio de 2018, invitan a todas las familias panameñas a que los acompañen escogiendo el LADO HISTÓRICO DEL BIEN, el lado de los DERECHOS HUMANOS.

Desde las 8:00am habrá actividades al aire libre y zona para mascotas y partir de las 4:00pm la GRAN MARCHA “SI HAY AMOR, HAY FAMILIA”, saliendo de MALIBÚ en calle 12 y culminando en la Plaza V Centenario con  un gran espectáculo artístico.

La lucha por los Derechos Humanos de la Población LGBTIQ+ en Panamá, da un giro histórico este año, porque dejamos de vernos como víctimas y nos reconocemos como actores valiosos, SERES HUMANOS PROACTIVOS, que buscamos transformar este país que amamos, en uno de CONVIVENCIA PACÍFICA, RESPETO Y PAZ VERDADERA.