24. oct., 2018

Escuchar a los que han vivido de la política toda la vida, que se han dedicado a vivir de mis impuestos les daré raya en 2019, me da lástima en serio que si, escucharlos que van a hacer a hacer y hacer y tantos años en la cosa pública y les has visto un trabajo medio medio, nombe en esta vuelta me iré full independiente, pero ojo independientes con cerebro, no cabezas huecas como algunas y algunos que nada más estoy segura quieren ir a taquillar.

2019 no está lejos, está a la vuelta de la esquina, piensa con la cabeza y no con el bolsillo, yo la verdad no aspiro a trabajar para nadie en 2019, puedo aportar con mucho gusto mis conocimientos de asesoría, pero un trabajo que requiera mis servicios licitados y de manera transparente, y lo digo porque yo lo que quiero es un país prospero, con una buena inversión, un mandatario que sepa "administrar" rodearse de gente capaz, no de oportunistas y vagos con el cerebro vacio, me han dicho y hasta me han ofrecido desde ya puestos si gana x o y candidato, pero yo no quiero eso, yo quiero seguir en lo mío, porque si se mueve la economía mi negocio sigue a flote.

Los estudiados, los emprendedores, los que nadie nos ha regalado nada, los que sabemos de pasar trabajo, los que pagamos impuestos, los que agarramos en su momentos Diablo Rojo, los que madrugamos para una cita en la Caja de Seguro Social, los que caminamos, agarramos metro bus y metro, los que vivimos hasta donde nos arrope la manta y no de tener el mejor carro pero ahorcados en deudas, o con las visas topadas (gracias a Dios ni mi esposo ni yo tenemos tarjetas de crédito) eso que  viven del qué dirán, nosotros madrugamos, nos sacamos la ñecks todos los días y no necesitamos de ningún gobierno para sobrevivir, esa es la gente inteligente que espera un mejor mandatario que ponga a caminar el país, que no piense en el juega vivo, ojalá el 2019 cambie el panorama, porque el que veo sinceramente no me gusta, estoy aterrada de ver la cantidad de gente postulándose pero es para andar en fama, no veo coherencia, ojalá me equivoque pero me preocupa mi Panamá para las próximas elecciones, Dios nos ampare.

18. oct., 2018

Esta soy yo, la misma en foto que en persona, sin gota de maquillaje una noche acompañando a un cliente a una entrevista, cansada, asueñada, agotada pero agradecida con Dios y con la vida por tener salud, trabajo, un esposo maravilloso, una mascota que amo, una familia feliz, unos pocos pero lindos amigos de verdad,  un 2018 que cerraremos muy bien Dios primero.

A mis 43 quisiera quizás tener  la energía de hace 15 años, las ganas de arrancarme como antes, pero cuando uno decide su vida en matrimonio todo cambia, hay prioridadades, el esposo, el tiempo y la calidad del mismo vale oro,  a veces no asisto a los eventos de noche porque es agotador manejar con un tranque infernal y más si andas todo el día en tacones, la vida es tacones es un calvario, cadmiro a las mujeres que viven entaconadas todo el día.

Déjame seguir siendo feliz, con mis flats, zapatillas, mis pocos seguidores en las redes y mi humilde trabajo, mi empresa pequeña quizás no es la que más factura al año pero ofrece un trato familiar, honesto, bonito, con cariño al cliente y con precios accesibles  ( pregunten a mis más de 80 clientes que tal es CF) la verdad la vida a veces se nos pierde en un abrir y cerrar de ojos por andar pensando en pendejadas, que si el carrazo, la cartera de marca, el último celular.

Al final te vas y no te llevas nada; hoy soy feliz por todos los malos momentos que dejaron una enseñanza, por esos que en su momento me hicieron daño, porque haberme comportado cómo una inmadura en muchas situaciones de mi vida (hasta con chicos con los que salí)  a esas personas que no creyeron en mi, esos maestros y profesores que pensaron que no sería nadie en la vida porque no me gustaban las matemáticas jajaja ojalá pudieran verme ahora que pude lograr todo aquello que me propuse y hasta un poco más…ahora veo todo con claridad todo, se estaba haciendo el camino para agradecer por todas esas espinas, sólo puedo decir gracias Dios por todo.

16. mar., 2018

Con esta  revolución de las redes sociales, no se descuide por un segundo en hacer algo  de lo que después se pueda arrepentir.

Quizás a muchos y puedo apostar hasta a mi familia les moleste o hasta incomode que sea tan pero tan discreta en todas mis cosas, a veces me paso y si bien es cierto todo extremo es malo creo que en mi caso puedo decir con toda seguridad que lo que ha pasado en mi vida personal y profesional he guardado siempre la más absoluta discreción y me ha ido bien.

De muy joven, digo joven pelaita (ya pase los 40)  siempre fui muy dada a confiar, a decir todo a no medirme y a comentar las cosas que iba a hacer y les digo la verdad no es que me fuera mal pero es que  contaba antes que las cosas se dieran y zaz! No se daba el asunto y me decía pero que paso si solo se lo dije a 1, 2, 3, 4, 5 y 6 y así me iba, y es que hasta con mi padres y hermanos ahora soy de morderme la lengua, y no es porque sea malo al fin y al cabo son familia y amigos, pero creo profundamente que esas personas que te quieren y te desean lo mejor  pero le hacen el comentario a otra persona y está a otra y así se va la cadena y quizás en esa cadena se va la magia de lo que iba a darse y lo más seguro no se da.

Creo ciegamente en la discreción en todo, mi secreto mejor guardado fue mi matrimonio y lo hable con el apoyo de mi hoy esposo,  hasta cuando ya fue a pedirle la mano a mi mamá primero y luego a mi papá, todo en la más absoluta discreción, y la verdad mi relación de noviazgo y hasta la pedida de matrimonio de mi esposo fue de cuento de hadas, pero preferimos hacer todo en silencio y todo se dio, casi casi todo perfecto.

Tenemos que aprender a callarnos la boca, en el ámbito personal y profesional,  no me gusta estar a cada hora subiendo fotos a redes o dando a conocer todo lo que hago y que lugares visito, es complicado ser discreto en mi campo laboral porque me manejo en relaciones públicas, medios, publicidad y allí se aplica el sino te vendes o no vendes nadie sabe de tu existencia, pero todo tiene un momento, un tiempo y una ocasión, mi trabajo habla de mí no en vano esa frase famosa “trabaja en silencio y deja que el éxito hable de ti”.

Ojo!  respeto a todos aquellos que les gusta ventilar su vida y tomarse mil fotos en redes o contar su vida a diestra y siniestra, pero no la comparto, hay mucha inseguridad y gente malvada que nada más anda pendiente para hacer daño, mejor déjenme en mi vida de paz y tranquilidad, debemos saber que se debe y se puede publicar, vivimos en una sociedad que te obliga a decir cada segundo que haces, es bonito que se conozca de ti de tus cosas pero que no se lleve al extremo.

Por mi parte yo seguiré siendo  sencilla, quieta, bajo perfil en todo sentido, respetando siempre a mis padres que no me imagino la cara de alguno si me viera envuelta en un escándalo que bien puedo evitar, no soy la más santa ni la más puritana pero he sabido comportarme y manejarme sobre todo en mi medio, el sistema te obliga a ser de una manera que no es la más adecuada y a veces por un maldito like, sino miren las fotos que más aceptación tienen?  no se me ocurriría salir aunque tuviera el mejor cuerpo del mundo casi desnuda en redes, respeto a quienes lo hacen pero yo no, en un momento de mi vida estuve delgaditita y ni así hice locuras y  menos ahora, pero creo que todo va en educación y ejemplo de casa, yo prefiero seguir siendo discreta porque a la larga aunque no lo crean una buena imagen siempre te ayuda y lo puedo decir hoy con toda propiedad, porque el ser discreto es un arte.

31. ene., 2018

Este 2018 cumpló dos decadas de haber obtenido mi diploma de licenciatura y por allí mismo 11 de haberme graduado del post grado y maestría en docencia superior, y después de tantos años regreso a las aulas, pero no para dar clases sino para impartirlas.

Siempre me incline por la docencia, la verdad me hubiera gustado ser profesora de Pre media y Media, mi segunda opción era ser psicóloga y la tercera docente, pero me incline por la comunicación social que marco de primera en mi prueba de sicología y hoy empieza algo nuevo para mí después de tantos años.

Es un proceso algo tedioso recopilar toda la documentación para dar clases, no es fácil, pero luego de asistir a la inducción docente pude entender la importancia de todo el trámite y  la razón de solicitan tantos documentos, en nuestras manos están los profesionales de mañana, estoy iniciando con una tutoría en la Facultad de Negocios y definitivamente que el plan de Dios es perfecto.

Estoy ante una responsabilidad inmensa, vemos a diario tantas noticias negativas, temas lamentables, programas que no educan y una sociedad que a poco se desbarata, considero de suma importancia el papel de debe jugar cualquier docente sea escolar o de nivel superior, tenemos  una herramienta en la mano que puede ser el cambio positivo o negativo para esos profesionales del futuro.

Hacer docencia no es solo la palabra, va mucho más allá, es un compromiso con esa persona a la que estas formando, tendré la oportunidad de impartir el curso de relaciones públicas y protocolo a tres estudiantes, dos de licenciatura en Administración de Empresas Turísticas y a un estudiante de Negocios Internacionales.

Espero como mi experiencia no solo dar una clase poner una calificación y ya, espero también hablarles de la importancia de la ética y los valores en su trabajo cuando les toque ir al campo laboral, aún son muy jóvenes rondan entre los 18 y 20 años, pero desde ya uno los forma y en un docente ellos ven a una persona que les va a enseñar lo que ellos desconocen, por esa razón reitero la responsabilidad que tengo es muy grande.

Siempre quise impartir clases, pero era en el momento que Dios tenia destinado para mí y no cuando yo hubiera querido, solo doy gracias a la directora de la Escuela de Negocios de la USMA Miroslava de Zarate por confiar en mi y por la oportunidad,  soy orgullosa egresada Usmeña, una universidad que me inculco y reforzó esos valores de ética y moral.

Agradecida a la vida por tener esta maravillosa oportunidad de aportar mi granito de arena a la sociedad, a formar a esos profesionales que el día de mañana estarán en el campo de batalla dando lo mejor, estoy segura que con los valores, la enseñanza y la ética con la que me criaron mis padres y la extraordinaria enseñanza de mis profesores de la universidad no dudo por un instante que voy por buen camino con mis estudiantes porque yo al igual que ellos estoy de vuelta a clases.

 

21. ene., 2018

La red social de Facebook me recordó que hace 3 años puse en mi muro este pensamiento de mujerea maduras vs las que no lo son.

Desconozco la historia de cada mujer,  no sé quizás porque se comportan de una u otra manera cada quien es libre de comportarse como mejor crea, sin embargo hay mucho de cierto entre madurez e inmadurez, a cada quien le cae y si alguna persona conocida se siente aludida lo siento solo quise compartir un pensamiento que no sé quién lo habrá escrito pero nunca está de más refrescar y ver si somos o no maduras... 

 Diferencia de una mujer inmadura y una mujer madura.


1. Las mujeres inmaduras quieren controlar al hombre en sus vidas. Las mujeres maduras, saben que si el hombre es realmente suyo, no hay necesidad de control.

2. Las mujeres inmaduras te gritan porque no las llamas. Las mujeres maduras están demasiado ocupadas y solo se limitan a decirles con frases y mensajes dulces que la recuerdes.

3. Las mujeres inmaduras monopolizan el tiempo de su hombre. Las mujeres maduras se dan cuenta de que un poco de espacio, hace del tiempo juntos algo más especial.

4. Las mujeres inmaduras no perdonan, se castigan y castigan por el rencor. Las mujeres maduras perdonan, ofrecen su hombro y escuchan atentas las razones que llevaron al hombre a su error.

5. Las mujeres inmaduras tienen miedo de estar solas. Las mujeres maduras lo utilizan como tiempo para su crecimiento personal.

6. Las mujeres inmaduras ignoran a los buenos hombres. Las mujeres maduras ignoran a los malos.

7. Las mujeres inmaduras lastimadas por un hombre, hacen que todos los hombres paguen por eso. Las mujeres maduras saben que fue sólo un hombre el que cometió el error y nada más.

8. Las mujeres inmaduras se enamoran y persiguen sin descanso. Las mujeres maduras saben que algunas veces el que tu amas, te amará y si no, continúan su camino sin rencor.

9. Las mujeres inmaduras te hacen que vuelvas a casa. 

Las mujeres maduras hacen que quieras siempre volver a casa.

10. Las mujeres inmaduras dejan su agenda abierta y esperan a que su hombre hable para hacer planes. 

Las mujeres maduras hacen sus planes y cariñosamente notifican a los hombres para que ellos se integren como mejor les convenga.

11. Las mujeres inmaduras leerán esto y harán una mueca. Las mujeres maduras lo pasarán a otras mujeres maduras (nunca me ha gustado comprartir cadenas, pero en su momento esta la compartí y hasta la use en mi blog).

En fin, tú decides eres mujer madura o mujer inmadura.