8. ene., 2018

He dejado de acumular cosas materiales y he comprendido el verdadero valor del tiempo

A Sandra Chiam tuve la oportunidad de conocerla a través de una gran amiga a la que quierooo muchísimo aunque la vea poco Yahanara Marciaga.

 Sandra fue a mi programa de radio el cuál dejamos de transmitir mi compañero Lorenzo y yo por algunos cambios administrativos y debido a nuestra complicada agenda, tristemente no pudimos seguirlo y es una lástima porque pocos programas promueven lo positivo y allí lo hacíamos.

 Sandra fue por recomendación de Yahanara a hablar de Panamá Crazy Bottles, (puedes ver las bellezas en instagram panamacrazy_bottles)  una idea sencillamente genial y sobre todo porque permite ayudar a las mascotas y  ustedes saben cómo amo los animales, hoy Sandra y yo mantenemos una linda amistad, una mujer divina, trabajadora y super optimista....sin más les presento en el perfil de hoy a Sandra Chiam.

 

Tu nombre: Sandra Luz Chiam Stanziola

Nombre artístico:   Luz Stanziola

Edad:   44 años y sumando

Que estudiante o de que te graduaste:   Estudié Contabildad y posteriormente Mercadeo y Publicidad. Tengo dos profesiones, pero sólo ejerzo la segunda.

Como iniciaste tu carrera:  Inicié hace 20 años trabajando como asistente del contralor de una marca de ropa americana muy famosa en los años noventa y posteriormente pasé a trabajar como Gerente de Mercadeo de una marca de zapatos internacional.   Mi carrera profesional fue como la de una artista de rock:   de gira en gira y de viaje en viaje!

Tienes hijos: con (1) uno es suficiente

Como divides tu vida entre trabajo, hijos (si los tienes), familia:   mi familia es lo más importante en mi vida, el trabajo ya no me preocupa como antes.  Dejé de ser una workaholic que trabajaba 14 horas al día de domingo a domingo a amar la libertad que te da ser tu propio jefe.

Que te gusta hacer en un día tranquilo:   aprovecho los días de paz y tranquilidad para dedicarle tiempo a la pintura (una de mis mayores pasiones), a la buena lectura y a compartir tiempo de calidad con mi familia.

Algún sueño por cumplir:   necesito seguir viajando!  El mapa mundi y mi radar están lleno de destinos pendientes. En este momento de mi vida he dejado de acumular cosas materiales y he comprendido el verdadero valor del tiempo. Prefiero coleccionar sellos de entrada en mi pasaporte y gastarme todo lo que tengo en millas que guardar sucios papeles verdes en el banco.

Tienes mascotas (si tienes como se llama):   Sólo he tenido una mascota, mi hijo de cuatro patas NUGGET, pero sufrimos tanto por su enfermedad que hemos decidido no adoptar más mascotas por el momento. Su historia es muy triste y con final de tragedia.  En su nombre y con su dulce recuerdo en mente pinto botellas recicladas para ayudar al rescate de animalitos de la calle.

Menciona el nombre de los tres últimos libros que has leído:   Yo Mesías de George Wittles, el Manual de la Perfecta Cabrona de Elizabeth Hilts y Like a Virgen de Richard Branson.

Quien ha sido tu inspiración en la vida:   mis padres son mi verdadera y única inspiración a seguir.  Ningún famoso ni ningún personaje histórico podrá ocupar ese lugar.

Que recuerdas de tu infancia: Recuerdo que mi mamá era la ley, con una mirada lo decía todo y si no entendías te caía la chancleta. Mis padres me enseñaron valores éticos y morales, a decir buenos dias, a pedir permiso, a dar las gracias y a decir por favor.  Fuí una niña realmente felíz, afortunada de tener unos padres maravillosos, honrados, religiosos, y muy trabajadores.

Que piensas del fenómeno de las redes sociales:   revuelvo la mirada y a veces siento espanto….

Que piensas cuando escuchas la palabra “influencer”:   en Panamá se ha tergiversado el verdadero significado de esta palabra, ya que cualquier “payaso” sin méritos ni educación (pero en la “potato”), es portador de este título.  Dios nos ampare!

De que te arrepientes:   de haberle dado prioridad a mi trabajo (en algún momento de vida), sobre mi familia. Es algo que nunca me podré perdonar.

Que piensas de la generación de ahora y la de antes:   Definitivamente que los de la generación X sí que sabíamos divertirnos con trompos, canicas, bicicletas, patines, juegos de té y muñecas.  Corríamos descalzos, nos trepábamos a los árboles, jugábamos con tierra, comíamos frutas sin lavarlas  y nunca nos resfriábamos.  

Los chicos de la generación Y no tienen idea de lo que se pierden al estar “on line” todo el día en sus juegos de video o pegados a las redes a través de una tableta o celular.  Sus mentes se han vuelto perezosas al igual que sus obesos cuerpos.  Le han perdido el respeto a sus padres, a los maestros, a los mayores y a ellos mismos.  Ahora todo es un drama que amerita visita al psicólogo en vez de un buen correazo. 

Que quisieras dejarle a la humanidad:   quisiera dejarle un poco de conciencia, la cual plasmo a través de mensajes subliminales en el arte pop de mis botellas recicladas.

Que haces por tu país: no patrocino ni presto mi nombre para sinvergüenzuras ni el juega vivo, jamás acepté ni aceptaré coimas ni sobornos (me fueron ofrecidas en varias ocasiones), y participó activamente en asociaciones sin fines de lucro donando mi tiempo a favor de causas sociales.  Ayudo al medio ambiente sacando botellas de la basura, reciclándolas y evitando que vayan a parar a Cerro Patacón o al mar.

Un mensaje final:   vive y deja vivir, ayuda sin esperar nada a cambio, no seas envidioso, chismoso ni hipócrita, perdona de corazón y pasa la página, da las gracias por lo que tienes y por lo que no.

 Fotografía por @Alexis Fagre

Sigue sus redes @sandrachiam